La incombustible Bangkok

Asia Itinerario Tailandia Viajes Video
Busca!
Instagram
  • Magical spot 💖🏖️
.
.
Check my new post at nuriainwonderland to find out more about Costa Brava
.
.
#costabrava #girona #mediterranean #catalunya #catalonia #beach #summer #summervibes #nuriainwonderland #trip #travel #travelblog #blog #blogger #mediterrani #beautifuldestinations #iamtb #womentravel #wearetheexplorers
  • Enjoying the beauty of Barcelona 💖⛰️🏘️
.
.
In the Tibdabo Park there's one of the most beautiful temples of the city. You can go on a lift to the top paying 3 euros and you can enjoy the best views of Barcelona
.
.
#barcelona #tibidabo #catalunya #catalonia #spain🇪🇸 #spain #iglesia #me #fun #trip #travel #travelblog #blog #blogger #bcnblogger #beautifulday #beautifuldestinations #beautifulcity #nuriainwonderland #summer #sun #summervibes #iamtb #wearetheexplorers #travelgirlshub
  • My favourite colour💖🏝️
.
.
#mallorca #calamondrago #illesbalears #cala #beach #summervibes #summer #summer2018 #trip #travel #blog #blogger #travelblog #nuriainwonderland #beautifuldestinations #passionpassport #passportready
  • More relax is impossible...🏝️🍍👸💤
.
.
Cala Mondrago is situated in a natural park, only 10 minutes walking from the car park. You can enjoy several beaches, hiking ang snorkeling. Soon in my blog🏖️🏕️🐙
.
.
#mallorca #illesbalears #baleares #spain #spain #españa #relax #me #fun #sun #summer #summervibes #summer2018 #enjoylife #trip #travel #blog #blogger #travelblog #beautifuldestinations #beach #nuriainwonderland #themediterraneanlifestyle #iamtb
  • The color of this water is stunning... So in love with this island! 💖🏝️
.
.
#mallorca #baleares #illesbalears #spain🇪🇸 #spain #españa #me #fun #sun #summer #summervibes #summer2018 #trip #travel #travelblog #blogger #blog #nuriainwonderland #roamingwomen #iamtb
  • Amazing... But too crowded💖🏝️
.
.
#mallorca #illesbalears #mediterranean #mediterraneo #snorkel #snorkeling #relax #me #fun #summer #summervibes #summer2018 #españa #spain🇪🇸 #trip #travel #blog #blogger #travelblog #nuriainwonderland

Sígueme!

Bangkok era la última parada de nuestro viaje por Tailandia. Llegamos desde Koh Lanta para pasar allí los últimos 5 días de nuestra escapada Tailandesa. Es una ciudad que no te deja indiferente. Si que es verdad que no me pareció tan “asiática” como Hanoi pero es una ciudad con mucha vida.

El primer día de en la capital de Tailandia lo destinamos a recorrer el inmenso mercado de Chatuchak.

Nada más llegar vimos el puesto de un español que hace paellas que se ha hecho bastante famoso se llama Fernando y el bar Viva 8. Tanto puedes comerte un platito de paella por 160 THB como beberte un cocktail por 200THB.

Después de eso callejeamos por todos (o casi todos) los rincones del mercado. Puedes encontrar todo lo que quieras y de todas las calidades. Desde tazas a vestidos pasando por pulseras y todo tipo de souvenirs. Nosotros comprarnos unas luces con forma de corazón, varias camisetas, una camisa, un par de vestidos para mí y mucha bisutería.

 

Comimos allí mismo en uno de los puestos del mercado un pollo satay riquísimo. Estuvimos hasta que el cuerpo ya no aguantaba más, con ese calor! Así que decidimos marcharnos al hotel y relajarnos un rato en la piscina.

Por la noche cenamos en el restaurante Pad Thai del barrio de Sathorn. Como su nombre indica, sólo había Pad Thai. Y suele encantarme! Pero justo ese restaurante no os lo recomendaría…no se…muy soso!

Y acabamos la noche en el hall del hotel viendo un Barça -Madrid 🙂

A la mañana siguiente fuimos con el Sky Train hasta Saphan Taskin y allí cogimos el ferry para dirigirnos al Gran Palacio Real de Bangkok, que está a las orillas del río Cha Phraya. No hagáis caso al ferry turístico, es carísimo. Mucho mejor el local, sólo vale 14 THB. La parada es Tha Chang. Si queréis ir allí tenéis que ir vestidos con manga corta y pantalón largo, ya que hay templos y no os dejarán pasar. Bueno, alquilan ropa a la entrada a precios carísimos, así que mejor ir preparados, El precio de la entra da son 400 THB por persona y está abierto al público de 8.30 a 15.30.

El recinto del Gran Palacio está formado por varios edificios. La atracción principal es el Budha esmeralda dentro del templo Wat Phra Kaew. Pero también cabe destacar la réplica de los templos de Angkor, los dos demonios de 5 metros de altura llamados Thotkhirithon y la gran “campana” dorada llamada la Estupa Dorada.

Tuvimos mala suerte y fuimos cuando acababa de morir el rey de Tailandia. Habían zonas cerradas, ya que habían hordas (literalmente) de personas desfilando para ir a visitar el mausoleo del rey. Los alrededores del Palacio estaban sitiados por el ejército y habían campamentos para la gente.

Después de unas horas por allí, descansamos un momento, bebimos un poco de agua y salimos del recinto para ir al Wat Pho a ver el buda reclinado, ya que aunque está dentro del mismo recinto, se ha de sair fuera y pagar una entrada extra. El precio es 100 THB.

De allí cogimos un taxi para ir a visitar el templo Wat Traimit, cerca de Chinatown. La entrada al templo valía 40 THB y estaba situado en la 4ª planta del edificio. Allí vimos el famoso Budha dorado.

Después nos dimos una vuelta por Chinatown. Queríamos comer en algún puesto callejero pero hacía tanto calor (34 grados) que optamos por ir a un restaurante con aire acondicionado. Una vez comidos y refrescados decidimos volver al hotel a descansar un rato en Tuk Tuk. Error! Muy barato, pero con ese calor, el tráfico y la contaminación de Bangkok fue bastante desagradable.

Pero nada que una piscina no arregle

Esa noche optamos por pegarnos el lujazo e ir a cenar al restaurante Sirocco en el Hotel Lebúa. Un restaurante situado en el piso 63 del hotel, en la azotea, con unas vistas brutales a la ciudad.  La pijada nos costó 13.524 THB (350 euros aprox).

Intentamos ir a tomar una copa al Mandarin Oriengtal de Bangkok que el primero que abrieron. Y aun ir con camisa, Jacob iba con bermudas y no nos dejaron entrar.

El día siguiente lo pasamos entero en Ayutthaya y llegamos sobre las 6 a Bangkok. Esa noche fuimos a cenar al Hard Rock, cerca del centro comercial Siam Parangon. Como ya sabéis que no puede faltar la visita al Hard Rock! 🙂 Fue el onceavo que visitábamos.

Y porqué no acabar la noche de una forma diferente?? Pues nos fuimos al SoiCawboy. Una de las zonas nocturnas por excelencia en Bangkok donde poder ver espectáculos de todo tipo e incluso ladyboys. Tuve suerte y pude hacer unas fotos de incógnito dentro de un local sin que nadie me vieran. Sólo a un baile, pero vi cosas muyyyy chungas jaja. Vimos uno de los famosos espectáculos con las bolas de ping pong! Os lo recomiendo 100%, toda una experiencia.

A la mañana siguiente cuando nos levantamos cogimos el sky train a Saphan Taskin para coger un ferry. Queríamos ir a visitar el Wat Arun, otro de los edificios emblemáticos de Bangkok (lástima que estaba en obras) y no tengo ninguna foto de edifico decente principal. La entrada costaba 50 THB.

Después de la visita, cogimos otro ferry para cruzar a la otra orilla del río y ver el templo Wat Suthat. A destacar los 156 Budhas que rodean el templo, y el gran Budha de 8 metros de bronze en la sala principal. Es un templo pequeñito y lo ves con rapidez. La entrada vale 20 THB. Este templo está situado cerca de la zona del Gran Palacio. Estuvimos callejeando por la zona de comerciantes antigua cerca del río.

Y de allí nos fuimos a la famosa Khao San Road en bus. Era la calle de los mochileros por excelencia. Pero ahora se ha convertido en una calle para guiris llena de restaurantes donde no hay comida tailandesa, bares de happy hour, puestos de falsificaciones y ropa y chiringuitos donde probar comida “exotica” como escorpiones o grillos.

Visto lo visto, decidimos alejarnos un poco de allí y buscar un sitio decente para comer. Encontramos un puesto callejero, nos compramos dos platos de curry massaman, nos compramos dos coca colas e un seven eleven y comimos como reyes por menos de 2 euros.

Y ya que estábamos en Bangkok, como no ponerme una uñas de gel! jaja. Jacob aprovechó para hacerse un masaje de pies de media hora por menos de 30 minutos. Y de allí al hotel, piscinita, happy hour, ducha y a cenar! Esa noche fuimos al Sortrel. Un restaurante local (éramos los únicos extranjeros) donde sólo había comida tailandesa, los camareros ni hablaban inglés y había música en directo. Pero no alargamos mucho porque al día siguiente íbamos al Santuario de Elefantes y teníamos que madrugar.

Y nuestro último día en Tailandia lo pasamos en el Elephant Haven, una de las mejores experiencias de mi vida.

Volvimos a Bangkok a pasar nuestras últimas horas en la ciudad, ya que esa madrugada volábamos a Barcelona. Aprovechamos para un último baño en esa piscina infinita increíble, y volvimos a cenar al Sortrel, que nos había encantado. Y ya….vuelta a l hotel a recoger las maletas, taxi y al aeropuerto.

Tailandia es un país que me fascinó por sus playas y su gente y que tengo muchas ganas de volver a visitar. Tengo en mi lista Koh Tao y Koh Samui para volver a disfrutar de esas playas de ensueño y esos mares espectaculares. No os perdáis Bangkok y su locura y sobretodo probad la comida callejera 🙂

 

 

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

A %d blogueros les gusta esto: