Que ver en Viena en 3 días

Austria Europa Itinerario Viajes
Busca!
Intermundial

Newsletter

Instagram
Instagram has returned invalid data.

Sígueme!

Que ver en Viena en 3 días

En este artículo quería hablaros de lo imprescindible que ver en Viena en 3 días. Durante estos días  andaremos, cogeremos el bus, el tranvía e incluso el metro para recorrer la ciudad y sumergirnos en la belleza de esta ciudad imperial.

Lo principal es tenerlo todo bien planificado y pensado para no perder mucho tiempo en desplazamientos, ya que Viena es una ciudad grande y con muchas cosas que ver.

Como llegar a Viena desde el aeropuerto

La mejor manera de llegar del aeropuerto de Viena al centro de la ciudad es con el tren. Se llama Cat City express y llegas al centro de la ciudad en 16 minutos. Eso sí, es un poquito caro, vale 21 euros ida y vuelta. Hay trenes cada 30 minutos desde las 6am hasta las 11pm aproximadamente. Os dejo aquí la web para que podáis consultar los horarios.

También podéis ir en tren regular, el S7. El billete os costará 4,20 cada trayecto y el tiempo hasta el centro de Wiena será de una media hora. Todo dependerá de lo que os queráis gastar!

Otra opción es ir con autobús, ya que el aeropuerto sólo está a 18km del centro de la ciudad. Hay dos líneas de Autobús: la Viena Airport Line y la Airliner.

Con la Viena Airport Line, vuestro trayecto durará entre 22 y 40 minutos, dependiendo a la parte de la ciudad a la que vayáis. El billete cuesta 8 euros sólo ida y 13 euros ida vuelta. Os dejo aquí la web por si queréis comprobar las paradas o incluso comprarlos online.

Airliner es la otra línea de autobuses de Viena. El billete os costará 5 euros y os dejará en la estación de autobuses de Viena, donde podréis coger el metro. Si tenéis la Vienna Pass el trayecto os saldrá gratis. Aquí podéis consultar los horarios.

Cómo moverse por Viena

El transporte público en Viena está genial. Tenemos 5 líneas de metro distintas y una extensa red de tranvías que nos llevarán a cualquier punto de la ciudad.

El Metro de Viena funciona a la perfección, son super modernos y la frecuencia de paso es altísima. Además, está muchas horas en funcionamiento, desde las 5am hasta medianoche aproximadamente. Con lo que nos ofrece la mejor opción para movernos por la ciudad. La verdad es que lo usé muchísimo: tiene paradas cerca de casi todas las atracciones principales, es rápido y pasa uno cada muy poco.

Solo tened en cuenta una cosa, no hay barreras de entrada al metro como en Barcelona, por ejemplo. Pero encontraréis en las escaleras unas máquinas por donde pasaremos el ticket para validarlo.

La otra opción para movernos en transporte público por la ciudad es el tranvía. Sí, Viena también tiene tranvías y además uno de las mejores redes de tranvías del mundo Tiene más de 30 líneas y cubren casi toda la ciudad. Si vais en plan turista, las que más utilizaréis serán las líneas 1 y 2. Estas líneas son la que cubren el Ringstrasse, que es donde están la mayoría de atracciones turísticas como el Parlamento, el Ayuntamiento o el Museo de Historia Natural. La frecuencia de paso también es altísima, tendremos un tranvía en hora punta cada 2-3 minutos.

Tranvía Viena

Para que os salga más económico, hay unos Day Pass que podréis comprar en las estaciones de metro, que os incluirá viajes ilimitados en esos días. El Billete de 24 horas sale por 8 euros, el de 48 horas por 13,30 euros y el de 72 horas por 16,50 euros.

Tuve mucha suerte y en el hotel donde dormí, el IntercityHotel Wien, incluía con el precio de la estancia una tarjeta de 3 días (72 horas) gratis.

Que ver en Viena en 3 días

Hagamos un recorrido por la capital austriaca en 72 horas! Os contaré que ver en Viena en 3 días para que nos os perdáis ningún detalle de la ciudad y viváis como Sisí entre palacios y la Ópera.

Lo que os recomiendo es que os compréis la Vienna Pass, ya que ahorraréis dinero en vuestras visitas. La Vienna Pass para dos días os costará unos 95 euros y aunque os parezca caro estaréis ahorrando!  Están incluidas las visitas a los palacios de  Shönbrunn, Hoffburn y Belvedere. También está incluida la noria del Pratter, el museo de Historia Natural o la Biblioteca Nacional. Sólo eso el coste de las entradas es de 98 euros. Pero podréis visitar muchas más cosas: museo Albertina, la Escuela Española de Equitación, la casa de Mozart y muchas más! Además entra el tranvía y el autobús turístico. No os lo penséis y compradla aquí.

Dia 1

  • Ringstrasse
  • Biblioteca Nacional
  • Opera Estatal de Vienna
  • Stephansplatz
  • Catedral de Viena
  • Prater
Ringstrasse: Parlamento, Ayuntamiento, Volksgarten y Burgtheater

El Ringstrasse es la calle circular más importante de Viena, donde estaba situada la antigua muralla y donde se encuentran las obras arquitectónicas más importantes de la ciudad.

Ringstrasse

En 1857 se derribó la muralla y se construyó esta vía circular. Allí encontraremos el Museum Quartier, el Hoffburg, el Ayuntamiento o Rathaus y el Parlamento.

En mi visita, tanto el Parlamento como el Ayuntamiento estaban el obras. En el Museum Quartier veremos los museos gemelos de Historia Natural y de Historia del Arte. También encontramos el Volksgarten, es un gusto pasear por estos parques tan arreglados! 🙂

Biblioteca Nacional Austriaca

La primera impresión que tuve es que estaba entrando en la Biblioteca de la película de Disney de la Bella y la Bestia! Fue lo más bonito que vi en Viena. La entrada cuesta 8 euros pero también está incluida en la Vienna Pass.

Opera Estatal  de Viena

Desde la Biblioteca Nacional de Austria iremos andando por detrás del museo Albertina hasta llegar la espectacular Opera Estatal de Viena. Está muy cerca, tardareis unos 7 minutos aproximadamente.

Opera Estatal de Viena

Sólo la vi por fuera, pero podéis contratar un tour guiado, que puede ser en español, por dentro de la opera. Os dejo aquí los horarios para que podáis reservarlo. El coste de esta visita es de 9 euros por persona. Luego os cuento como ir a ver a ver una Opera y no tener que vender un riñón! 😉

Stephansplatz y la Catedral de Viena

De la Opera Estatal fuimos andando a Stephansplatz en una agradable caminata de 10 minutos por una calle peatonal y comercial de la ciudad.

Stephansplatz es el centro neurálgico de la ciudad y donde está la preciosa Catedral de Viena que llama muchísimo la atención con sus tejados de colores.

En la calle paralela encontraremos la curiosa Katolische Kirche St Peter, una iglesia católica circular en una rotonda.

Katolische Kirche St Peter,

Y no dejéis de ver la Wiener Pestsäule, la Columna de la Peste de Viena. Una obra de estilo barroco que se levantó en 1679 después de la gran peste que asoló la ciudad

Wiener Pestsäule

Prater

Desde Stephan Platz cogeremos el metro línea 1 roja hacia Praterstern. Prater es un parque público donde se encuentra el parque de atracciones más antiguo del mundo. En él destaca la Wierner Riesenrad, o Noria de Viena, desde donde disfrutaremos de una vistas espectaculares de la ciudad. El parque de atracciones es muy curioso, os recomiendo que os deis una vuelta!

Dia 2

  • Palacio Schönbrunn
  • Naschmarket
  • Karlsplatz
  • Museo de Historia Natural
  • Palacio Hoffburn
  • Opera Estatal de Viena
Palacio Schönbrunn

El Palacio de Schönbrunn es uno de los edificios más importantes de toda Viena. Fue construido en entre 1696 y 1702 y utilizado por Maria Teresa como residencia veraniega de los Habsburgo, el cual conservarían hasta el fin de la monarquía en 1918. Lo declararon Patrimonio de la Humanidad en 1996.

Palacio Schönbrunn

Por dentro podremos ver estancias tan espectaculares como la Gran Galería donde se celebraban los banquetes o el salón chino azul. Sí, no se puede hacer fotos dentro, pero era tan bonita que no pude resistirme a un robado 😉

Además, disfrutaremos de unos jardines magníficos que nos recordarán al Palacio de Versalles. Para llegar hay una línea de metro con el mismo nombre.

Naschmarket

Es el mercado al aire libre más popular de Viena donde pasearemos entre distintos puestos de comida y restaurantes. Pero lo mejor que podemos hacer es quedarnos a comer allí. Elegid cualquiera de sus puestos al aire libre y aprovechad para probar el famoso Wiener Schnitzel.

Para llegar desde el Schönbrunn cogí un Uber porque no quería andar mucho y el transporte público cercano estaba lejos.

Karlsplatz

En 7 minutos andando llegaremos a Karlzplatz, donde destaca la espectacular Karlskirche. Una iglesia barroca cristiana levantada en honor de San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán. En 1576 fue un héroe contra la peste y el emperador Carlos VI prometió que cuando Viena se liberara del nuevo azote de la peste construiría una iglesia en su honor y así lo hizo.

Karlplatz

Palacio Hofburg

El Palacio de Hofburg era la residencia oficial de los Habsburgo. Es un conjunto que engloba los aposentos reales, la Escuela Española de Equitación y la Biblioteca Nacional.

Podremos ver la cristalería y porcelana real, las habitaciones reales y vestidos de Sisí. Si queréis podéis pagar un poco más para entrar en el museo de Sisí y conocer más sobre la vida de este extravagante personaje.

Museo de Historia Natural

Me declaro fan de los museos de Historia Natural, que vamos a hacer! Ya he estado en el de Londres y en el de Nueva York y éste no podía ser menos.

Museo de Historia Natural

Situado en e Museum Quartier, en el Ringstrasse, nos encontramos los gemelos museos de Historia Natural y el de Historia del Arte. Yo sólo visité el primero, incluido con la Vienna Pass donde veremos restos de dinosaurios y todo tipo de animales. Desde el Hoffburn podéis ir andando, está justo al lado.

Opera de Viena

Esa noche fui a ver una actuación a la Ópera Estatal de Viena. Quieres saber cómo lo hice? Os lo cuento en este post: Entradas para la Opera Estatal de Viena modo Low Cost 🙂

Opera Estatal Viena

Dia 3

  • Cementerio de Zentralfriedhof
  • Hotel Sacher
  • Orillas del Danubio
Cementerio Zentralfriedhof

El cementerio central de Viena es el tercer cementerio más grande de toda Europa. Pero no es famoso por eso, sino por ser el lugar donde hay muchos músicos famosos enterrados. Encontraremos las tumbas de Beethoven, Brahms, Schubert o Strauss. Podréis llegar con el tranvía 73. El cementerio es tan grande que tiene 3 paradas, vosotros bajaos en la segunda. Dentro podréis ver también un cementerio judío antiguo.

Hotel Sacher

Justo al lado de la Ópera Estatal nos encontramos el hotel Sacher. Como su nombre indica, lo que haremos aquí será probar el famoso pastel de chocolate y albaricoque vienés. El original, por si no lo sabéis, está en Salzburgo. Pero el pastel está tan bueno que vale la pena una visita. Eso sí, preparad 7 euros por una porción de Sacher.

Sacher, que ver en Viena en 3 días

Orillas del Danubio

Las orillas del Danubio es un lugar que me encantó y que sale en pocas guías. Toda la edificación alrededor del río está llena de grafittis, de street art y de bares para tomarte una copa al sol y disfrutar de las vistas del Danubio.

Donde alojarse en Viena

Yo me alojé en el IntercityHotel Wien, un hotel de 4 estrellas en el barrio de Neubau. Estaba muy céntrico y super bien situado. En frente del hotel había una parada de tranvías. Y a 2 minutos andando estaba la parada de metro de Zieglergasse. A 5 minutos más o menos estaba la parada de metro Westbahnhof, la línea de Metro que no está enterrado.

Las 3 noches costaron 210 euros y además, como os he comentado, estaba la tarjeta de transporte para los 4 días incluida.

Sino os gusta y prefería buscar otra opción, lo que sí que os recomiendo es que os busquéis un alojamiento entre 1er distritoy ell 9ª, ya que sino el transporte se encarece muchísimo. Lo que nos ahorremos en un alojamiento más lejano lo gastaremos con creces en transporte.

En mi viaje por Austria en Marzo 2019 estuve 3 días en Viena y luego alquilé un coche un día para ir al Campo de Concentración de Mauthausen para luego continuar dirección Hallstat y volver a Vienna, pasando por varios lagos y montañas.

TAGS
ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO