Oberammergau, un pueblo de cuento de hadas

Alemania Europa Viajes
Busca!
Intermundial

Newsletter

Oberammergau

Oberammergau es uno de esos pueblos que se podrían definir como un pueblo de cuento de hadas. Una localidad con casitas blancas y con la madera típica de Baviera. Hasta ahí acorde con la zona. Pero y si os digo que las fachadas de todas las casa están pintadas con frescos? Eso es lo que lo hace especial y único!

Lo descubrí indagando por Instagram, una de las cosas buenas de las redes sociales, que nos descubren rinconocitos del mundo. Estaba buscando cosas que ver en Alemania y nada más verlo me fascinó y supe que quería visitarlo!

Como llegar a Oberammerggau

Si venís de Munich está situado sólo a 1 hora y cuarto en coche. Si venís desde Füssen serán 45 minutos en coche. Desde las dos localidades también tendréis la opción de visitarlos con transporte público. He visto por Google maps que no tardaríais ni dos horas en tren.

Que ver en Oberammergau

Primero de todo, comentaros que el aparcamiento en todo el pueblo es de pago. Si queréis hacer una visita rápida probablemente aparcar dentro sea la mejor opción. Pero si queréis verlo con calma, mejor aparcad a las afueras del pueblo que el parking es gratuito. El pueblo es muy pequeñito, así que no tendréis que pegaros grandes caminatas.

Sin duda, Oberammergau fue una de las sorpresas del viaje! Las casas del centro están casi todas pintadas con motivos religiosos o festivos.

Pero mis favoritas son las de las afueras, las de los cuentos infantiles. Encontramos varias y a cual más bonita:

  • Caperucita Roja

Caperucita roja Oberammergau

  1. Trotamúsicos

Trotamusicos Oberammergau

  • Hansel y Gretel

Hansel y Gretel Oberammergau

  • Cabritas y el lobo

Cabritas y el lobo Oberammergau

Después de sumergirnos en el mundo de los cuentos de hadas, continuamos nuestro viaje hacia en castillo de Linderhorf y de Neuschwanstein. Os lo explico con todo detalle en el post Neuschwanstein y mucho más.

Donde comer en Oberammergau

En Oberammergau hay muchísimos bares y cafeterías, es un buen sitio para parar a comer! Nosotros elegimos el Hotel Alte Bof. En ese momento lucía el sol, así que la terraza fue un reclamo. Pero es que además la fachada del edificio también era preciosa! La carta era básicamente de comida bávara y los precios eran asequibles, siendo Alemania.

TAGS
ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO