Cataluña España Europa Girona Viajes

Que ver en Camprodón

By
on
04/12/2020

Camprodón es el pueblo más importante del Valle de Camprodón, en la comarca del Ripollés, perteneciente a la provincia de Girona. Un pueblo bañado por dos ríos, con mucha historia y muchísimo encanto. En este post te voy a explicar que ver en Camprodon en un día y que ver en sus alrededores. Perfecto para ir a pasar un fin de semana, tanto en verano como en invierno, ya que además goza de una gastronomía buenísima. Además, si sois fans del ski, las pistas de Vallter 2000 están justo al lado.

Que ver en Camprodón

El origen de la villa de Camprodón se remonta al siglo XII, gracias al monasterio de Sant Pere y al mercado que les concedió Ramon Berenguer III. Camprodón alcanzó el rango de Villa Real en el 1252. Ha sido una localidad que ha sufrido diferentes asedios franceses y que además sufrió mucho también durante las guerras carlistas.

Toda esa historia la respiraremos paseando por sus calles, que es de verdad, lo mejor que podremos hacer estando en esta preciosa localidad, donde descubriremos todo lo que ver en Camprodón con hermosos paseos por su pequeño casco antiguo.

A continuación os explico cuales son los lugares que no demos perdernos bajo ningún concepto:

Confluencia de los ríos Ritort y Ter

En el centro de Camprodón confluyen los dos ríos que atraviesan el pueblo, el Ritort y el Ter. Y uno de los mayores atractivos es ver la confluencia de los dos rios de Camprodón desde en Pont Nou (puente nuevo)

Pont Nou

El Pont Nou se construyó para los viajeros que iban a la Cerdaña y que tenían que cruzar el río Ter etre el siglo XII y XIII. Es sin duda, la mayor atracción de Camprodón y su símbolo más representativo.

Antigua fábrica de Galletas Birba

Las galletas Birba son sin duda uno de los símbolos del pueblo de Camprodón y seguramente su producto más solicitado. No podéis iros de allí sin comprar una cajita al menos de estas galletas tan ricas.

La fábrica está situada ahora a las afueras del pueblo, la veréis antes de entrar. Pero antes la fábrica estaba situada en el centro del pueblo, exactamente en la calle Ferrer Barberà y es interesante pasar a ver, al menos, su fachada.

Passeig Maristany

Es un paseo muy amplio, donde hay una zona peatonal central de 20 metros de anchura, rodeado por árboles de hoja perenne, que deleitará vuestra vista si vais en época otoñal.

En esa zona la burguesía de Barcelona construyó grandes casas de veraneo. También encontraremos residencias de veraneo en el Passeig de la Font Nova. En este paseo hay un busto del Dr. Robert, uno de los impulsores de esta colonia de veraneo, que trajo prosperidad al pueblo de Camprodón, ya que gracias a estos veraneantes, se abrieron hoteles, restaurantes y clubs de tenis y golf.

Monasterio de Sant Pere

El Monasterio actual tiene sus orígenes en una antigua iglesia, dedicada a San Pedro. Pero a mediados del siglo X, se mandó construir las bases del actual monasterio en lugar de la iglesia y fue acabado de construir en el siglo XI.

Iglesia de Santa Maria

Es la Iglesia Parroquial de Camprodón y esta situada justo al lado del Monasterio de Sant Pere. Se sabe de su existencia desde el 1037 aunque se cree que su construcción debe de ser de mediados del Siglo X, cuando se erigió el monasterio. En 1325 el Papa Juan III le otorgó la capellanía al clérigo Francesc de Casals.

Dentro podremos ver los restos de San Palario (Sant Patllari). Según cuenta la leyenda, unos monjes benedictinos conocieron la existencia de sus restos en Embrún, un pueblo de los Alpes Franceses y decidieron ir a robarla. Las escondieron dentro de una bota de vino y las cargaron en su burro.

Éste, cuando llegó a Camprodón se paró y no había manera de moverlo. Los monjes lo soltaron y el burro se fue directamente al Monasterio de Sant Pere y allí fue donde decidieron que descansaron sus restos. Aunque ahora están, como os decía, en la Iglesia de Santa María.

Una de las cosas que me llamó mucho la atención es que en el altar de la Iglesia no había una cruz o un Cristo, sino la Virgen.

Museo de Isaac Albéniz

El compositor Isaac Albéniz nació en Camprodón en 1860. En su honor se erigió un museo en su lugar de nacimiento donde podréis ver algunas de sus composiciones originales y algunos objetos personales del gran pianista español.

Fuentes

Por todo el pueblo hay varias fuentes, os encontraréis con varias de ellas paseando por el pueblo. Por ejemplo, al principio de la Calle Valencia, muy cerca de donde se encuentra el monasterio y la iglesia, encontramos la Fuente de la Cordera, ya que muy cerca de allí se fabricaban cuerdas.

Aquí tenéis un mapa donde podréis ver las localizaciones de otras fuentes.

Que ver y que hacer en los alrededores de Camprodón

Como os comentaba, Camprodón es un pueblo muy pequeñito, por lo que en 1 día habremos visitado sus puntos más emblemáticos. Aunque si disponéis de tiempo, lo ideal es pasar una o dos noches para visitar localidades cercanas anexionadas como Beget o Setcases, disfrutar de agradables paseos por la naturaleza y descubrir la historia de este Valle.

Os dejo algunas ideas de lo que podremos ver y hacer cerca de Camprodón:

  • Ir a esquiar a las pistas de Vallter 2000
  • Visitar otros pueblos de la Valle de Camprodón, como Beget o Setcases, sobretodo el primero, considerado uno de los pueblos más bonitos de Catañuña
  • Visitar joyas del arte románico en pueblos cercanos como Llanars o Beget
  • Descubrir los restos del paso de los romanos por la península, con la Via Romana y el puente de hace más de 2.000 años conservados en Sant Pau de Sesgúries
  • Trekkings en la naturaleza por todo el Valle de Camprodón, visitando por ejemplo, els Gorgs de Beget
  • Conocer el Castillo de Rocabruna del Siglo X

Foto de Beget

Donde dormir en Camprodón

El Hotel Puig Franco-Adults only es una opción genial, sobretodo si vais en verano porque tiene una piscina espectacular. Si viajáis con peques, entonces os recomendaría el Cims de Camprodón en el centro del pueblo o el Hotelet del Bacs a las fueras de Camprodón.

Hotel Cims de Camprodón

Como llegar a Camprodón

Si venís desde Barcelona, se tarda aproximadamente unas 2 horas en llegar. Tendréis que tomar la C-17 hasta Ripoll, donde nos desviaremos coger la N-260 que nos llevará a Camprodón.

Si en cambio, venís desde Girona, el recorrido es tan solo de 93 kilómetros y tardaréis 1 hora y media. Coged la C-66 y luego la N-260 hasta el mismo Camprodón.

 

TAGS
ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO